lunes, 24 de septiembre de 2012

Retomando las buenas costumbres

Como suele ser habitual, después de muchos años sin construir barcos en miniatura (unos 20 años), y aunque me había entretenido con construcciones en papel de una gran calidad y con diferentes aficiones de coleccionista, un buen día me encontré con un pequeño barquito hecho con una cascara de nuez en un escaparate de una tienda conocida que me llamó especialmente la atención.
Porqué no podía hacer yo lo mismo?
El barco era muy pequeño, era original y me recordaba esos barcos que, en tiempos, me entretuvieron tanto, pero a una escala mucho más pequeña, y, de entrada, bastante más asequible: necesitaba pocos materiales, el tamaño era reducido, el reto era interesante y la perdida minúscula.
Pues dicho y hecho.
Manos a la obra, recopilación de material (cascaras de nuez, cartón, hilo de coser y palillos), hacemos un pequeño dibujo con lo que imaginamos puede ser un barco montado en una cascara de nuez y nos ponemos a trabajar.

Recortamos cascaras, cartones y palillos...
Parece que el resultado nos va gustando y, poco a poco, le vamos dando forma y acercandonos a lo que "podría ser" un barco pequeño cuyo casco es la mitad de una cascara de nuez.

La tijera y el cutter son imprescindibles, lo mismo que un lapicero, pero realmente me doy cuenta de que necesito muy pocas cosas con coste para poder construir este barquito. La cosa funciona pues el objetivo buscado se convierte en realidad: he conseguido hacer un barco sobre una cascara de nuez en un breve plazo de tiempo, con un gasto minimo y con una gran satisfacción personal al lograrlo.

Barco en cascara de nuez



Es un primer paso. Mi primera miniatura de barco elaborado en los "Astilleros Sanchez". No es gran cosa, pero me indicó que podía ser el comienzo de algo interesante,...

No hay comentarios:

Publicar un comentario